El origen

Qué extraños son los recuerdos… Se agazapan en nuestra nuca como los niños tras las puertas y, cuando menos te lo esperas, ¡Buh!, aparecen ante tí abriendo los ojos y las palmas de las manos y, muertos de risa, se dan los unos a los otros codazos en las costillas, la pillamos otra vez, parecen decirse.

Eso me ha pasado esta mañana cuando Laura y yo preparábamos algunos de los textos para la web. Allí apareció mi hija Claudia, delante de mí, con seis años menos, difuminada en la penumbra de la habitación  de un apartamento de alquiler en Chiclana, tumbada sobre la cama sólo con el pañal porque aquel verano de 2003 el calor era insoportable. Yo estaba sentada en el suelo intentando llevarme el frescor de las baldosas sólo para mí. Fantaseaba con irme con Goyo a refrescarme a la piscina e incluso que durmiéramos en el jardín. Cuéntame un cuento de princesas, me dijo con su lengua de trapo.  La miré, incrédula; ya hacía un año que estaba con nosotros  y, por un segundo, me pareció cosa de magia.  Tú si que eres una princesa, contesté. Te contaré la historia de cómo un pájaro te trajo hasta mí.

A pesar de que, durante los últimos meses, este cuento ha sido casi mi único tema de conversación, nunca, hasta hoy, me había venido a la mente esa noche de verano. Desde esta mañana no dejo de preguntarme por qué le dije eso, por qué la historia fluyó tan sencilla, aunque era la primera vez que la contaba, y sólo puedo llegar a una conclusión: sucedió de verdad; el pájaro Calisto vino una mañana con un hilo rojo en el pico y nos unió a Claudia, y después a Ana, para siempre. Lo que pasa es que no me acuerdo porque los recuerdos son caprichosos y éste no se quiere mostrar.  Sólo lo hace así, a ráfagas, cuando le asalta un fogonazo de vanidad.

Ana F.

Anuncios

4 comentarios to “El origen”

  1. Estoy deseando tener un ejemplar en casa! Aparte de que gracias a este libro muchos niños tendrán un futuro mejor, es un libro precioso y educativo! Enhorabuena!!

  2. ..and the dream became true!!

    Enhorabuena, Ana, a ti y a todos los que lo habéis hecho posible. Un gran trabajo y un gran regalo de Navidad para mis sobrinos. Como Gloria, yo también estoy deseando tener un ejemplar en las manos.

    Un fuerte abrazo.

    Roger

  3. Rosa María Says:

    ¡Querida Ana! Te felicito por tu iniciativa. Tus hijas tienen motivos mas que suficientes para quererte y admirarte, pero cuando sean mayores, estoy segura que por cosas como esta ademas de orgullosas estaran agradecidas de tener una madre como tu.
    Besitos

  4. el padrino Says:

    Me alegro un montón, por todo lo que supone esta gran historía.
    Algunos sabemos todo lo que hay detrás de toda esta maravillosa historia. De número solo sois cuatro, pero despues de toda esta maravillosa acción hay una gran familia númerosa, que seguro algún día os reunieis. Me refiero lógicamente a todas esas niñas y niños que sean tratados medicamente,gracias a esta maravillosa acción y que le estarán pidiendo al pájaro Calixto, concoeros.
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: